Inteligencia del Chimpancé

Inteligencia del Chimpancé

Inteligencia del Chimpancé

Entre los animales, los primates tienen un lugar importante dentro de las listas de animales más inteligentes. Los científicos calculan la inteligencia de una criatura según el cerebro; por lo regular, mientras más grande es el cerebro, más inteligente es. Pero, ¿qué es la inteligencia?

Una definición muy sencilla indica que es una capacidad que permite superar problemas con base en el razonamiento, el entendimiento, la previsión y el aprendizaje. El cerebro de los animales se compone de varias áreas, de millones de neuronas y de muchísimas conexiones entre estas.

Los animales altamente sociales, como los delfines, algunos monos y los chimpancés, tienen una gran proporción entre el córtex (la capa externa cerebral, clave en procesos como el pensamiento, el lenguaje y la conciencia) y el cerebro, lo que es seña de una inteligencia superior que la de otros animales con una menor proporción córtex- cerebro.

Se han registrado hasta 39 conductas aprendidas que abarcan desde cuestiones de apareamiento hasta de uso de herramientas.

El caso de los chimpancés ha sido ampliamente estudiado, y aún en la actualidad los científicos están interesados en saber hasta dónde llega su inteligencia. La información que se ha obtenido da una idea, y ha llegado a sorprender a las personas.

Uno de los indicadores claves de inteligencia de un animal es su capacidad para aprender con base en la experiencia, mediante la cual cambian su anterior modo de actuar y entonces comienzan a operar de modo distinto. Es un comportamiento como el que todas las personas tienen: si pasan por un lugar donde anteriormente las asaltaron, al transitar cerca de ahí recuerdan la experiencia, evitan ese pasaje y se van por otro para evitar problemas. Suena bastante lógico, pero toma en cuenta que no todos los animales lo hacen.

Estos primates aprenden a partir de la percepción de su entorno mediante sus sentidos: la vista, el oído, el olfato, etcétera; mediante la observación, ejercicios de ensayo o error y hasta mediante más de uno de ellos. Se han registrado hasta 39 conductas aprendidas que abarcan desde cuestiones de apareamiento hasta de uso de herramientas.

Los chimpancés tienen una relativamente larga historia evolutiva, pero fue hace unos 4,300 años cuando comenzaron a hacer uso de herramientas para lograr fines de alimentación o de aseo, por ejemplo.

Ellos utilizan palos delgados o ramas que introducen en los nidos de termitas para que estas se suban y después ellos puedan sacar el utensilio y comer. Las herramientas y las formas en que las usan varían entre las poblaciones y son aprendidas desde la juventud al observar a los adultos, lo que sugiere la existencia de una cultura rudimentaria y la capacidad de previsión, planificación y habilidad. ¿Por qué esto último? Bueno, ellos no toman cualquier rama. Tiene que tener el largo y el ancho adecuado para caber dentro del orificio del termitero y si posee hojitas, las quitan para que pueda entrar fácilmente.

La prueba el espejo es un famoso experimento que consiste en ubicar a los animales en frente de, claro, un espejo. Si reconocen su reflejo se presume que tienen algún grado de conciencia de sí mismos. Al parecer, los chimpancés la tienen, ya que han aprobado satisfactoriamente la prueba. A decir verdad, mucho de lo que sabe sobre ellos ha sido encontrado en individuos que permanecen en cautiverio, donde han demostrado ser capaces de resolver muchos problemas, incluidos algunos que no son precisamente naturales en su especie.

Desarrollo del cerebro de los chimpancés.

Algunos han aprendido el lenguaje de señas de los sordomudos y pueden comunicarse con los humanos mediante la unión de palabras o símbolos.

Estudios como el de la Universidad Estatal de Georgia, Estados Unidos, han puesto a prueba la capacidad de comunicación de los chimpancés. En tal estudio, los científicos enseñaron a dos bonobos llamados Kanzi y Panbanisha a señalar algunos objetos mediante el teclado de una computadora que tenía los símbolos de objetos y conceptos familiares para ellos con los cuales obtenían alimento o iniciaban actividades. Los bonobos aprendieron además los sonidos de las palabras. Algunos más han aprendido el lenguaje de señas de los sordomudos y pueden comunicarse con los humanos mediante la unión de palabras o símbolos, si bien estos no están estructurados de acuerdo con la gramática. Ellos no expresarían “quiero comer un plátano”, sino algo así como “plátano comer”.

Muchos de los logros de los chimpancés se creían exclusivos de los seres humanos, pero la ciencia ha demostrado que no es así. Quizá en un futuro sigan sorprendiendo al mundo con sus habilidades y capacidades cognitivas.

 

Fuentes:

http://www.unl.edu/rhames/courses/ppoint/chimp-cult.pdf

http://pin.primate.wisc.edu/factsheets/entry/chimpanzee

https://en.wikipedia.org/wiki/Chimpanzee#Intelligence

https://en.wikipedia.org/wiki/Kanzi

 

BioExpedition Publishing © 2017.