Bonobo

Bonobo

Pan paniscus

El último gran simio en ser descubierto fue el bonobo o chimpancé pigmeo, considerado en la actualidad uno de los parientes vivos más cercanos a los seres humanos.

Orden:Primates
Familia:Hominidae
Género:Pan

Descripción

De un primer vistazo, el bonobo no es muy diferente del chimpancé común (Pan troglodytes), pero tiene una altura menor y su rostro es negro. En general, mide de 70 a 83 centímetros de altura; los machos pesan de 34 a 60 kilogramos y las hembras unos 30 kilogramos, aproximadamente. Algunos llegan a medir hasta 1.2 metros.

Tiene una cabeza más pequeña que la del chimpancé común, orejas relativamente pequeñas, nariz ancha, extremidades superiores más largas que las inferiores y una apariencia más grácil y ligera. El rostro es negro y el largo pelaje muestra el mismo tono.

Distribución y hábitat

Pan paniscus tiene una distribución muy limitada: se encuentra únicamente en la República Democrática del Congo, al sur del río del mismo nombre, que se ubica en África central. La zona donde vive está delimitada por otros ríos; el Sankuru-Kasai está al sur y oeste, y el Lualaba está al este. Toda el área tiene unos 500,000 kilómetros cuadrados, pero en años recientes se encontró evidencia de bonobos en zonas más allá.

Su presencia es real en las selvas húmedas primarias y secundarias y en bosques pantanosos que se inundan de forma estacional, así como en tierras bajas que no sobrepasan los 1,500 metros de altitud y que presentan un clima húmedo. En general, la elevación de la tierra donde habita es de 300 a 700 metros.

Información sobre el chimpancé enano

Chimpancé pigmeo – Pan paniscus

Alimentación

En temporadas de abundancia, las frutas constituyen más del 50 por ciento de su dieta.

Las frutas (incluidas las semillas, hojas y flores) son el alimento por excelencia de los bonobos; en las temporadas de abundancia, constituyen más del 50 por ciento de su dieta. Pero cabe recalcar que son animales omnívoros, que ocasionalmente atrapan termitas, gusanos terrestres, escarabajos, mariposas, larvas y algunos animales invertebrados más. Y aunque no lo hacen con mucha frecuencia, se les ha visto a la caza de mamíferos pequeños como ciertos antílopes de la familia Cephalophinae, ardillas voladoras, musarañas y murciélagos. Esto ocurre únicamente cuando se les presenta la oportunidad.

Consumen más tallos que los chimpancés comunes. Otras fuentes de alimentos vegetales son los tubérculos, los brotes, los granos, las cortezas, las raíces y los frutos secos. De vez en cuando también disfrutan las setas.

Comportamiento

Los hábitos de la especie son muy singulares dentro del mundo animal y han sorprendido a los científicos. Se sabe que son animales diurnos (realizan sus actividades principales durante el día) y sumamente sociales. Viven en estables comunidades mixtas de 30 a 80 individuos, a veces de hasta 150, que dominan rangos de hogar de 20 a 60 kilómetros cuadrados. A menudo, los grupos se subdividen en grupos más pequeños para conseguir alimento o viajar.

El aseo puede funcionar como un saludo o como una actividad que los une o les alivia la tensión.

A diferencia de lo que sucede en muchas especies de animales sociales, los machos tienden a permanecer en su grupo natal y las hembras, al crecer, abandonan el seno del grupo donde nacieron y se adhieren a otro. Ellas construyen fuertes relaciones entre sí, y por lo regular la convivencia entre los sexos es pacífica, con pocas incidencias de conflictos o luchas físicas. El que un macho domine o no un grupo suele depender de la posición de su madre; mientras más presencia tiene esta, el hijo tiene mayor oportunidad de dominar el grupo. Cuando un macho demuestra su dominancia, lo hace a través de exhibiciones amenazantes, ante las cuales los demás retroceden.

Machos y hembras dedican gran parte del día a alimentarse y asearse mutuamente. No es poco común que dos hembras se aseen. En cualquiera de los casos, el aseo puede funcionar como un saludo o como una actividad que los une o les alivia la tensión. La falta de agresividad en la especie, incluso de los machos hacia las hembras, podría deberse a la abundancia de alimentos en su hábitat, pero es solo una conjetura.

Pasan la mayor parte del tiempo sobre los árboles y aproximadamente un 20 por ciento de su día está representado por actividades en el suelo, como el viaje y la alimentación. Curiosamente, pueden caminar de forma bípeda, es decir, sobre dos patas, lo que durante unos momentos les confiere un aspecto más cercano al de los humanos.

Su práctica de las relaciones sexuales es otra característica que los relaciona más con los humanos en comparación con los chimpancés comunes. Se han visto encuentros sexuales entre machos y hembras, individuos del mismo sexo y de edades muy diferentes, en prácticas que van desde la cópula cara a cara hasta el sexo oral, con propósitos tanto de reproducción como de construcción de lazos, de cohesión social y de negociación, entre otras funciones no reproductivas.

reproducción de los bonobos

Madre bonobo con su cría

Reproducción

Las crías de bonobos tienen un desarrollo más lento que las de los chimpancés comunes.

La madurez sexual llega generalmente entre los 13 y los 15 años de edad, pero puede suceder a partir de los 9 años, aproximadamente. No existe una determinada época de reproducción; un macho sabe que una hembra es apta para aparearse cuando nota que el tejido perineal femenino, en la parte trasera del cuerpo, está inflamado. Ellas pueden copular con cualquier macho, excepto con sus hijos.

Después de unos 8 meses (unos 240 días) de gestación, nace una sola cría que es cuidada con celo durante unos 4-5 años. Las crías de bonobos tienen un desarrollo más lento que las de los chimpancés comunes.

Amenazas y conservación

Estado de conservación: en peligro de extinción.

Se encuentra en peligro de extinción, en tanto la población total experimenta una reducción y su distribución es realmente pequeña. Sus amenazas más graves son la caza furtiva con fines comerciales, la alteración y degradación de su hábitat y la falta de conciencia social sobre su importancia. Su comercio internacional está prohibido y es una especie legalmente protegida en su país, aunque los esfuerzos de conservación aún requieren mayor rigor para incrementar la población total y mejorar su vida.

 

Fuentes:

World of Animals Issue 12. Imagine publishing.

Frans de Waal. Bonobo: The Forgotten Ape. University of California Press, 1998.

Takeshi Furuichi, Jo Thompson. The Bonobos: Behavior, Ecology, and Conservation. Springer Science & Business Media, 2007.

http://wwf.panda.org/what_we_do/endangered_species/great_apes/bonobo/

https://en.wikipedia.org/wiki/Bonobo

BioExpedition Publishing © 2017.