Reproducción del Chimpancé

Reproducción del Chimpancé

Reproducción del Chimpancé

Hábitos reproductivos de los chimpancés

La sexualidad en los miembros del género Pan es un asunto que se diferencia mucho de la de otros animales. Ellos practican relaciones sexuales no solo para reproducirse: las usan como medio de múltiples funciones sociales.

Pero los hábitos sexuales son diferentes entre las especies. Los bonobos destacan en esta área porque utilizan la cópula para resolver conflictos, para saludarse entre sí, como forma de reconciliación después de una lucha física, como recurso para calmar a las crías y como moneda de cambio para obtener alimentos. En suma, las relaciones sexuales son actividades cotidianas, realizadas no solo cuando están en celo.

Las relaciones sexuales no solo son realizadas cuando están en celo, también son empleadas como medio de múltiples funciones sociales.

Entre sus prácticas sexuales, se registra la cópula frente a frente, algo que se creía único en los animales salvajes hasta que se descubrió que los gorilas pueden hacer lo mismo. Además de copular en diversas posturas, pueden hacerlo con miembros de su mismo sexo, con individuos más jóvenes o más grandes que ellos y hasta con crías y otros familiares. No obstante, los encuentros de las hembras con hijos propios ya adultos son sumamente raros y ellas suelen evitarlo.

Reproducción de los chimpancés

Bonobos apareándose

La reproducción de los chimpancés comunes está mejor documentada, ya que la especie ha sido más investigada. Sus relaciones sexuales tampoco tienen el único propósito de producir crías pues también tienen funciones sociales, pero sus prácticas pueden no ser tan diversas como las del bonobo, y las hembras no se reproducen frecuentemente.

Tanto el chimpancé común como el bonobo se aparean con muchos individuos a lo largo de su vida. Durante una misma temporada de apareamiento uno o dos machos pueden reproducirse con dos o más hembras de forma casi exclusiva, pero en ocasiones un macho impide que otros se apareen con una hembra en específico. Esto sucede con frecuencia entre los chimpancés comunes, de los cuales solo el macho de mayor rango puede aparearse con una hembra.

Las especies alcanzan la madurez sexual entre los 10 y los 13 años de edad. Las hembras se vuelven sexualmente atractivas en torno a los 10 u 11 años y tienen a su primera cría un tiempo después. Aproximadamente, dan a luz una sola cría una vez cada 5 años, incluso las bonobos. Se sabe que las chimpancés comunes tienen un ciclo estral de 36 días.

Cortejo y apareamiento

Cuando una hembra está en celo, la región anogenital se hincha y adquiere una tonalidad rosada, lo cual indica a los machos que está disponible para aparearse. Es durante este período en el que ocurre la mayor parte de las cópulas con machos maduros. Las bonobos permanecen “hinchadas” durante unos 10-20 días, y en las chimpancés comunes el promedio es de 6.5 días. Normalmente, las hembras experimentan una etapa durante la cual son estériles, y posteriormente pueden quedar preñadas.

Una vez que los machos conocen que una hembra está en celo, se enfocan en atraerla y mostrarle sus órganos genitales. Ella puede aceptar o rechazar la invitación a copular; si la respuesta es positiva, se acerca al macho y ocurre el apareamiento. Como ellas son cortejadas por varios machos y se aparean más de una vez durante el celo, es difícil saber quién es el padre de su cría.

Apareamiento de los chimpancés.

Madre bonobo con su cría.

Cuidado de las crías

El período de gestación dura alrededor de unos 8 meses. La cría nace en cualquier momento del año. Las hembras de bonobo suelen mostrar indicios de estar en celo un año después, pero es poco probable que sean fértiles. En todo caso, las hembras de chimpancé se encargan de cuidar a sus pequeños y cuando estos tienen un poco de fuerza, de transportarlos sobre su espalda o en la parte inferior de su cuerpo.

Las crías dependen completamente de su madre, y son sumamente vulnerables ante los depredadores e incluso ante otros chimpancés machos, pues algunos tienden a matarlos para eliminar la descendencia de sus rivales. Entre los 4 y los 6 años de edad, los pequeños son destetados e inicia su etapa juvenil, caracterizada por la interacción con más miembros de su comunidad. Entre los 7 y los 10 años de edad (hasta los 12 años en el caso de los machos), se les considera adolescentes, y posteriormente adultos al alcanzar la madurez sexual.

 

Fuentes:

http://wwf.panda.org/what_we_do/endangered_species/great_apes/chimpanzees/index.cfm

https://en.wikipedia.org/wiki/Chimpanzee

Christophe Boesch. The Real Chimpanzee: Sex Strategies in the Forest. Cambridge University Press, 2009.

http://animaldiversity.org/accounts/Pan_troglodytes/

http://animaldiversity.org/accounts/Pan_paniscus/

BioExpedition Publishing © 2017.