Chimpancés y Seres Humanos

Chimpancés y Seres Humanos

Chimpancés y Seres Humanos


Hace menos de 10 millones de años, los humanos y los chimpancés compartieron un ancestro en común. Este es el primer lazo que une a ambos, y que los hace seres genéticamente cercanos. Desde este punto de vista, los chimpancés son parientes lejanos de todos los miembros del género Homo.

Naturales de África, los chimpancés se han encontrado muchas veces con las personas. De estos encuentros se ha producido toda clase de consecuencias; unas satisfactorias, otras, desagradables para ellos.

En el continente africano, los pueblos nativos tienen algunas historias que incluyen chimpancés, lo que evidencia el conocimiento que de ellos tienen. Algunos naturalistas de siglos atrás podían mencionar las similitudes con las personas, pero durante el siglo 19 la información acerca de sus características anatómicas, su alimentación, su reproducción y otros temas relacionados no era tan grande.

Fue durante la segunda mitad del siglo XX, que los chimpancés se vieron objeto de múltiples investigaciones, y se convirtieron en protagonistas de series de televisión, dibujos animados y películas. Su fama aumentó, así como la evidencia de su inteligencia superior a la de otros animales, su habilidad para usar objetos como herramientas y de su sensibilidad y capacidad de sentir emociones.

No es fácil que un chimpancé salvaje interactúe con un humano; pueden a mostrar agresividad si se sienten amenazados.

No es fácil que un chimpancé salvaje interactúe con un humano. Ellos, sobre todo los chimpancés comunes, pueden a mostrar agresividad si se sienten amenazados, y desde luego, es factible que alguno ataque a una persona. Son unas 5 veces más fuertes, y están dotados con dientes afilados y poderosos músculos. Entonces, ¿cómo han logrado investigadores como Jane Goodall permanecer muy cerca de ellos sin sufrir ataques mortales?

Ambas partes tienen que habituarse a la visión del otro. Es un proceso lento y gradual, pero se han tenido resultados favorables. Los chimpancés salvajes de Gombe, África, tardaron varios meses en habituarse a Goodall, en perderle el miedo y en permanecer a unos metros de ella.

Existen casos de chimpancés criados en hogares comunes y corrientes, como si fueran uno más de la familia. Bubbles pasó así buena parte de su vida. Este chimpancé macho fue adquirido por el cantante Michael Jackson, quien lo cuidó con mucho esmero hasta el punto de ser tachado de excéntrico.

Michael Jackson and Bubbles (1988) by Jeff Koons.

Escultura de porcelana de Michael Jackson y Bubbles (1988) por Jeff Koons.

La interacción humano-chimpancé puede tener consecuencias negativas si se realiza irresponsablemente. Algunos animales son mantenidos como mascotas pero, al crecer y volverse más fuertes y agresivos, son condenados a pasar el resto de su vida en otros sitios. Otros son cazados para comerciar con su carne, unos más pierden su hábitat natural debido a la deforestación y varios son víctimas de enfermedades infecciosas.

Dado que su código genético es similar, las personas son proclives de transmitir enfermedades a los chimpancés, y estos a las personas. Los virus del Ébola y de la inmunodeficiencia son ejemplos claros de esto, ya que individuos de Pan y Homo los han contraído. En 1999, los científicos descubrieron que el virus que causa el SIDA en las personas, se originó en los chimpancés salvajes de África.

En 1999, los científicos descubrieron que el virus que causa el SIDA en las personas, se originó en los chimpancés salvajes de África.

La responsabilidad del ser humano sobre los chimpancés

Ellos deberían vivir libres y tranquilos en su hábitat, sin los peligros que la tala y los cazadores furtivos los amenazan. Pero por desgracia esto no ocurre desde hace mucho tiempo.

Mahatma Gandhi dijo alguna vez: “Sostengo que mientras más indefensa es una criatura, más derecho tiene a ser protegida por el hombre.” Es una frase que recuerda la responsabilidad que las personas tienen con los chimpancés y otros animales, los cuales pueden ser víctimas de las actividades humanas.

Las personas tienen el poder de hacer todo lo posible por ayudar a los chimpancés, que enfrentan el peligro de extinción.

 

Fuentes:

https://en.wikipedia.org/wiki/Jane_Goodall

https://en.wikipedia.org/wiki/Bubbles_(chimpanzee)

http://news.nationalgeographic.com/news/2006/05/060525-aids-chimps.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Travis_(chimpanzee)

 

BioExpedition Publishing © 2017.